Home»Abrir los ojos, oír llover

Abrir los ojos, oír llover

-

La lluvia, como el espacio y el tiempo, puede adoptar diferentes tonalidades y atmósferas dependiendo de quién la mire. En esta pequeña fábula, compuesta por Adriana Zumaya y Jesús Cisneros, quienes contemplan la lluvia son dos hermanos que experimentan la caída del agua a su propia manera. Acontecimiento natural, sonoro y acuático, Abrir los ojos, oír llover nos acerca al agua en uno de sus estados líquidos más maravillosos.

 

¿Qué significa ver y oír llover? Para una persona apresurada, en medio del tráfico, la lluvia puede significar demora, caos y mal humor. Para otras, es una experiencia purificadora: la lluvia limpia los contaminantes y el esmog, mientras riega las plantas y nos brinda agua limpia. Pero ¿cómo experimenta la lluvia un niño? Para él, hay mucho más de novedad y asombro en este fenómeno climatológico. La lluvia es una experiencia tanto visual como auditiva. Cuando cae el agua, las nubes producen descargas eléctricas que generan rayos y truenos: efectos luminosos y sonoros que pueden causar fascinación o terror.

Gracias a Darío y Mateo, los hermanos protagonistas de Abrir los ojos, oír llover, nos damos cuenta de la importancia de la lluvia como experiencia sensorial; para Darío, de sólo 7 años, es un evento estremecedor debido al estruendo de los truenos y el destello blanco de los relámpagos. Para su hermano Mateo, de 11 años, es sólo una sucesión de luces que iluminan de pronto el cuarto mientras juega: Mateo es sordo. Los hermanos se complementan y apoyan cuando cada uno lo necesita. En esta ocasión, será Mateo quien ayudará a Darío a superar el miedo a la tormenta y a resignificarla. El miedo a la lluvia es relativo; a veces sólo basta con tener un hermano cerca que te haga ver que, en realidad, no está pasando nada malo, ¡al contrario!

Abrir los ojos, oír llover es un cuento coeditado por La Caja de Cerillos y la Secretaría de Cultura, perteneciente a la colección Panorámica Infantil. Es una edición dedicada a las niñas y niños sordos de todo el mundo, y por ello cuenta con una narración en lengua de señas en el sitio www.lacajadecerillosediciones.com. La edición presta gran atención al detalle de las ilustraciones de Jesús Cisneros, las cuales llenan las páginas del libro de laberintos semiabstractos de colores.

Proyecto Isla Urbana

Sobre los autores

autoresAdriana Zumaya (Ciudad de México, 1965): artista egresada de la Facultad de Artes y Diseño (FAD) de la UNAM, que ha incursionado en distintas artes como la fotografía, la cerámica y el performance. En esta ocasión, es ella quien esboza la historia de Darío y Mateo.

Jesús Cisneros (Zaragoza, España, 1968): ilustrador, que ha trabajado en obras de diversas editoriales como Fondo de Cultura Económica, Ediciones Castillo y Libros del Zorro Rojo. Entre sus reconocimientos están el Premio Speciale I colori del sacro (Padua, 2012) y el Premio Lazarillo de álbum ilustrado (España, 2007).

 

linea