Home»Grano de Sal: Libros a la vanguardia de las ideas

Grano de Sal: Libros a la vanguardia de las ideas

TGranados12

El editor de Grano de Sal, Tomás Granados Salinas. Foto: Correo del Libro.

En la recta final del año 2017 nace en México Grano de Sal, un proyecto que refresca el panorama editorial en lengua castellana con la consigna de producir obras que se ubican “a la vanguardia sobre temas de actualidad en ciencias (sociales y naturales), humanidades y artes”.

Tomás Granados Salinas es el fundador de este proyecto, cuyo nombre alude de manera juguetona a un acrónimo de sus apellidos. Para ello ha reunido a un grupo de profesionales cuyo denominador es el compromiso por cuidar todos los detalles del objeto libro, tanto en su contenido y traducción como en su diseño, color, forma y tipografía. En la víspera del lanzamiento comercial de su primera publicación, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, conversamos con el director de Grano de Sal en un café al sur de la Ciudad de México.

Desde hace más de dos décadas, Granados Salinas ha estado involucrado en proyectos editoriales: desde Hoja por hoja —aquel suplemento de libros que se encartaba en periódicos de circulación nacional y en su mejor momento llegó a imprimir 400 mil ejemplares—, hasta la aún vigente colección Libros Sobre Libros del Fondo de Cultura Económica, que reflexiona en torno a la industria editorial. Además, Tomás fundó QED (quod erat demonstrandum), un sello de temas vinculados a la ciencia de las matemáticas y asumió durante tres años la responsabilidad de dirigir los esfuerzos editoriales del Fondo de Cultura Económica.

Tomás explica que Grano de Sal parte del mismo principio que ha guiado el resto de sus proyectos personales: conjuntar una estructura pequeña de personas comprometidas “para con muy poco, hacer mucho”. Su objetivo es producir libros de vanguardia en dos sentidos; por un lado, con la publicación de contenidos que entonan con la discusión más reciente en torno a las ciencias y artes; y por otro, en el abordaje de “temas no muy convencionales, que reúnen líneas académicas o disciplinas cuyos temas son de gestación muy reciente o novedosa”.

La primera muestra de ello es Ingreso básico. Una propuesta radical para una sociedad libre y una economía sensata, de Philippe Van Parijs y Yannick Vanderborght, un libro que compendia las discusiones mundiales en torno al tema en distintas regiones del mundo, que apareció en su versión en inglés apenas en febrero y que, gracias a las gestiones de Grano de Sal, ya está disponible para los lectores en español.

Según Tomás, el asunto trascendental de este proyecto es que sus libros “caminen  hacia la producción de algún tipo de cambio de opinión o actitud en el lector”. Contribuir a esa transformación de ideas individuales y colectivas es lo que explica que Grano de Sal inicie su recorrido con Ingreso básico porque “publicar un libro sobre ese tema no es para difundir una idea curiosa, sino para que en México se discuta en serio la posibilidad de aplicarlo. Queremos contribuir a que el Poder Legislativo se tome en serio la posibilidad de introducir una medida de esa trascendencia”.

Además, define a Grano de Sal como una editorial de no-ficción, que guarda puntos en común con aquellos sellos que “contribuyen a discusiones públicas, como lo son Taurus, Turner, Siglo XXI o el FCE”, pero se diferencia en un asunto sustancial: “aspiro a que nuestros libros estén sólidamente enraizados en el análisis desde la academia -los autores pertenecerán a instituciones universitarias y no tendremos libros de periodismo o vivencias personales-, pero que al mismo tiempo estén dirigidos a un público general”.

Además de esa manera de pensar en el vínculo del lector con los contenidos, Grano de Sal enfrenta los obstáculos del mercado editorial mexicano a partir de un diagnóstico evidente pero poco atendido: “hoy, una editorial no puede vivir solamente de sus ventas en librerías, porque las condiciones, tanto en términos de descuento como en plazos de pago, hacen que eso sea casi imposible”.

Mejor que entrar en un complicado ciclo comercial o depender de los presupuestos gubernamentales que apoyan a la industria, Grano de Sal apuesta por la suma de voluntades de quienes conforman el mercado del libro en nuestra región: “intentamos encontrar libros de interés general para los que existe un grupo de lectores organizados. Nos acercamos a un posible coeditor-patrocinador-benefactor a quien le interesa un tema y le ofrecemos un libro interesante para su comunidad. Producimos un fenómeno de satisfacer la necesidad con el producto mismo y eso nos permite llegar al mercado con un libro que puede tener otros lectores”.

Ejemplo de esas convergencias favorables sobre las que navega el proyecto es la manera en que se gestó su segundo libro, Los siete pilares de la sabiduría estadística, de Stephen M. Stigler. Grano de Sal propuso a la Asociación Mexicana de Estadística (AME) una decena de títulos referentes al tema. De manera conjunta, ambas partes decidieron cuál era el libro más adecuado para el público de la AME y fue esa institución la que realizó la inversión sustancial para imprimir el libro.

Sobre el momento y entorno en que nace Grano de Sal y las dificultades que enfrenta todo editor en un país con bajísimos índices de lectura, Tomás no lo mira con los lentes del pesimismo, sino con la mirada puesta en las posibilidades de la realidad: “está claro que México es muchos Méxicos. Es una tristeza, pero el grupo de lectores no es de millones, sino de apenas unas decenas de miles que tiene el hábito, tiempo y capacidad de adquirir libros. Es un grupo pequeño y es ahí a donde se dirige todo editor, porque es el espacio donde pueden ocurrir esas transformaciones estructurales e institucionales en las que aspiramos incidir”.

Otros libros de Grano de Sal

Además de Ingreso básico y Los siete pilares de la estadística, sus dos primeros títulos, Grano de Sal tendrá listo antes de diciembre: ¿Qué es el populismo?, de Jan-Werner Müller, ensayo que explora las coincidencias de personajes que han usado el populismo para ascender al poder en tiempos recientes, desde los casos de Donald Trump y Nicolás Maduro en nuestro continente, hasta Marine Le Pen y Viktor Orbán, en Europa.

Otro título que llegará a librerías antes del verano es Necesidad de la música, de George Steiner, un compendio inédito de los artículos de música que uno de los mayores pensadores e historiadores de la literatura ha publicado en forma de artículos, reseñas y conferencias a lo largo de su vida.

Además, tres títulos que evidencian el rango de posibilidades de Grano de Sal: Cómo ocurren los cambios, de Duncan Green (realizado en colaboración con Oxfam International), una especie de manual de autoayuda para que quienes trabajan en organizaciones no gubernamentales mantengan el entusiasmo a pesar de lo difícil que es cambiar nuestra injusta realidad; Lo que sí funciona. Cambios de conducta para proyectar la equidad de género, de Iris Bohnet, una propuesta para modificar estructuras de lo cotidiano, como una manera de contrarrestar la inequidad entre hombres y mujeres; y Arrugas en el tiempo, de George Smoot y Keay Davidson, un recuento de los hallazgos más importantes del siglo XX que han transformado nuestra manera de comprender el Cosmos.

Por último, Grano de Sal anuncia otros tres títulos de historia que abordan nuevas aristas de algunos momentos de nuestro pasado: La muerte de Tenochtitlan, la vida de México, de Barbara E. Mundy; La otra esclavitud. Historia oculta del esclavismo indígena, de Andrés Reséndez y La marcha fúnebre. Una historia de la guerra entre México y Estados Unidos, de Peter Guardino.

Carlos Rojas Urrutia – Gerente de mercadotecnia de Educal

 

linea

 

También puedes leer

linea