Home»La reina de las ranas no puede mojarse los pies

La reina de las ranas no puede mojarse los pies

-

La reina de las ranas no puede mojarse los pies (Ediciones Tecolote, 2013) está creado para disfrutarse; si bien puede ser que esté pensado para niños pequeños, es una garantía que cualquiera que lo lea, sin importar su edad, pasará un buen rato en compañía de este libro. El lector se divertirá al conocer la historia y al dejarse guiar por las ilustraciones.
reina-ranas5

Escenas anfibias de “La reina de las ranas”. Ilustración: Marco Somà.

En esta obra existe una gran relación entre el texto y las imágenes que se unen para brindar una lectura íntegra; el texto nos cuenta qué es lo que sucede y las ilustraciones nos dan mucho más detalles, que si bien no serían fundamentales para entender la trama, aportan una experiencia más disfrutable. En ellas se puede ver la época en la que todo sucede gracias a los personajes y escenarios que el ilustrador Marco Somà creó. Toda la atmósfera de la historia reposa sobre sus imágenes, llenas de cierta nostalgia que se acentúa por la paleta de color empleada. Las ilustraciones ubican al lector en un clima que se puede sentir, y se percibe en qué estación del año se desarrolla el cuento simplemente por la forma en que incide la luz sobre los objetos y por cómo se proyectan las sombras.

ranaspoesEl vínculo entre el lenguaje literario y el visual es tal que en el texto las ranas sólo son ranas, pero en las imágenes cada una tiene su personalidad y es posible que el lector genere una empatía con los personajes sin mucha dificultad. Uno podría encariñarse con estos seres verdes que visten de forma tan casual y elegante a la vez. La acción que se refleja mediante los puntos de vista se encarga de implicar al lector en el mundo de las ranas, convirtiéndolo en una de ellas; de pronto, se sumerge en el lago, asiste al concierto nocturno y observa desde abajo, junto a las demás, el temor de la reina. Hacia el final de la publicación, el lector ya no está en el lago, sino afuera, en el puente que pertenece a los humanos. La gama de colores cambia, es neutra y le recuerda al lector que él no es una rana, que pertenece al mundo externo y por lo tanto ve las cosas de otro color.

El libro tiene un ritmo visual logrado a través de la composición que juega con diferentes niveles de saturación en los detalles, compensado por los espacios en blanco que muchas veces imperan en el diseño editorial. De igual forma, esto se logra a través de los fondos que las ilustraciones tienen, con un color neutro y claro que ofrece un “respiro visual” y consigue que la lectura fluya sin interrupciones; además las imágenes al estar llenas de detalles ofrecen el placer de verlas en diferentes ocasiones y siempre descubrir algo nuevo.

Si la obra publicada por Ediciones Tecolote es atractiva por sus ilustraciones, la historia escrita por Davide Cali no se queda atrás. En el fondo va mucho más allá de ser sólo un cuento de ranas y coronas, esboza un ideal: “¿por qué motivo una rana que encuentra una corona pasa a ser la reina?” es una de las preguntas que un personaje decide hacer. Temas que suelen estar dirigidos a los adultos porque podrían parecer demasiado complejos, La reina de las ranas no puede mojarse los pies se encarga de abordarlos de una manera sencilla y ponerlos al alcance de todos.

Esta publicación está lejos de ser ingenua; al contrario, es una opción entre toda la oferta editorial que existe en México de ofrecerle al público algo diferente, que destaca por el cuidado con que está escrita, ilustrada, diseñada y editada. Está implícito el respeto que sus creadores sienten por la inteligencia y la comprensión del mundo que los niños tienen. Sin duda, es una obra que hay que conocer.

Redacción del texto — Luisa F. Arellano

Análisis del libro — Alma C. López, Luisa F. Arellano y Gerardo Suzán

 

Sobre el ilustrador

ilustardr

Foto: Kalandraka

Marco Somà (Cuneo, Italia, 1983) estudió en la Academia de Bellas Artes, en su ciudad natal, donde obtuvo el posgrado en pintura. En 2010 cursó el máster en ilustración editorial en la escuela Ars in Fabula. Actualmente, trabaja como ilustrador independiente y es profesor de ilustración. En 2012 publicó para Kalandraka el álbum ilustrado La galinella rossa. En 2015 recibió el Premio Emanuele Luzzati Gigante delle Langhe por las ilustraciones del libro que aquí se reseña y el premio Jóvenes Arpino por las ilustraciones del álbum Robot de editorial Rizzoli. Ha sido seleccionado en la 31 Edición delle Immagini della Fantasia en Sàrmede, en 2013; en la Bienal de Ilustradores de Bratislava y en la exposición de ilustradores de la Feria del Libro Infantil de Bolonia, en 2011, 2013, 2014 y 2016. En 2017 obtuvo el segundo lugar en la sexta edición de la Sharjah Exhibition for Children’s Book Illustrations.

Sobre la edición

Ediciones Tecolote: fundada en 1993, se ha enfocado en dar a conocer el patrimonio artístico y cultural de México desde las ciencias sociales, siempre de manera sólida y elocuente. Su acervo se ha construido a través de 15 colecciones y un centenar de títulos, de los cuales muchos han obtenido importantes premios tanto en nuestro país como en el extranjero. Recientemente, han ampliado su catálogo editorial con libros ilustrados como La reina de las ranas no puede mojarse los pies, originalmente editado y publicado en Europa por Bruaá de Portugal, en 2012 y Kite Edizioni de Italia, en 2013.

 

linea