Home»Una historia del libro veracruzano

Una historia del libro veracruzano

A 60 años de la histórica labor editorial de la Universidad Veracruzana
Editorial UV Internacional 2qw

Una mesa con libros de la Editorial de la Universidad Veracruzana. Foto: Producción Editorial Universidad Veracruzana.

Los lectores del país y de todo el mundo de habla castellana, así como los autores de obras de las más diversas materias escritas han sido beneficiados notable, magníficamente por la tarea editorial de la Universidad Veracruzana desde hace ya cincuenta años. En 1957, las letras mexicanas vivían un momento claramente promisorio.

Habían aparecido ya las primeras obras de Juan José Arreola y los libros sin parangón de Juan Rulfo. Despuntaba la carrera brillante de Carlos Fuentes. Todo aquello era signo de salud y de vigor. En Xalapa esto fue percibido con la mayor inteligencia por el rector de la Universidad Veracruzana, Gonzalo Aguirre Beltrán, un extraordinario conocedor de la antropología y materias afines, y por un grupo de jóvenes intelectuales y artistas, como Sergio Galindo, Ramón Rodríguez, Othón Arróniz, Emilio Carballido, Alfonso Medellín Zenil, José Pascual Buxó o Alfonso Tavera Alfaro.Como todo gran centro académico de verdadero fuste, la Universidad Veracruzana habría de desplegar una actividad editorial diversa y abierta, plural y rica.

Aguirre Beltrán y sus compañeros reconocieron el sentido de las corrientes de aire fresco que circulaban en nuestro medio, y en toda la órbita del castellano, y en la colección Ficción (sin duda una selección histórica en la literatura) abrieron ventanas y propiciaron que los lectores pudieran descubrir a nuevos valores. Entre los autores de aquella serie se cuentan nombres que en la década posterior ocuparían la primera línea en la creación iberoamericana. Además del propio Sergio Galindo (cuentista y novelista de excepción), publicaron allí su paisano Emilio Carballido (no sólo dramaturgo prolífico y afortunado sino un extraordinario narrador), Jorge López Páez (otro veracruzano, también narrador magnífico), el ya consagrado Octavio Paz, el poeta y narrador colombiano Álvaro Mutis, el narrador excepcional Eraclio Zepeda, Juan García Ponce, la crítica, poeta y narradora chiapaneca Rosario Castellanos, su paisano Jaime Sabines da a conocer un libro bellísimo: Diario semanario y poemas en prosa, Vicente Leñero, José de la Colina, Tomás Segovia, Luis Cernuda.

La colección también publicó al colombiano Gabriel García Márquez, dueño ya de sus potencias formidables pero aún no conocido mundialmente. Pero no solamente lo propiamente literario ha brillado en estas labores. Sería imposible no pensar en la obra de filósofos publicados por la Universidad y que ocupan sitio central en el pensamiento del país, como el filósofo español José Gaos y dos de sus discípulos: Luis Villoro y Fernando Salmerón. Gaos es sólo uno de los varios transterrados peninsulares que publicó en la Universidad (además del poeta Luis Cernuda o el antropólogo Juan Comas, por citar a dos).

Junto a sus colecciones y al cúmulo de ediciones sin exageración históricas, la Universidad Veracruzana lanzó y sostiene la célebre revista La Palabra y el Hombre, modelo de calidad y también de permanencia en su género. Basta ver la nómina de quienes han estado a cargo tanto de tareas sustantivas de este feliz proyecto para calcular la altura de estas tareas: Sergio Galindo, el narrador y traductor Sergio Pitol, el filósofo ya mencionado Fernando Salmerón, el lúcido crítico César Rodríguez Chicharro, el excelente novelista y maestro Luis Arturo Ramos, los poetas José Luis Rivas (reconocido en todo el mundo de habla castellana) y Jorge Brash (extraordinario conocedor de éste y otros oficios, afortunadísimo poeta).

Como toda empresa cultural, y más aún si está vinculada, como es el caso, a la administración pública, la aventura editorial de la Universidad Veracruzana ha tenido altibajos y vaivenes. Apenas es necesario decir que sus cimas son mucho más significativas que los momentos de problemas. En la actualidad está en pleno trabajo, emprendiendo el vuelo en la primera línea de este quehacer indispensable para la cultura mexicana.

Juan José Reyes – Escritor, ensayista y editor.

 

linea

 

También puedes leer

linea