Home»Superman es árabe

Superman es árabe

Acerca de Dios, el matrimonio, los machos y otros inventos desastrosos

Joumana Haddad

linea-verde

Traducción: Jeannette L. Clariond y Giampero Bucci

Editorial: Vaso Roto – Umbrales

Año: 2014

Páginas: 192

linea-verde

bolsitaCómpralo aquí

Joumana Haddad 06a

Joumana Haddad visitó la librería del Centro Cultural Elena Garro. Foto: Eduardo Loza/Correo del Libro.

Con esa manera de poner la lupa sobre los malentendidos que tenemos como sociedad en torno a las mujeres, Joumana Haddad recupera en Superman es árabe —tal como lo hizo en sus ensayos Yo maté a Sherezade (Random House, 2011) y El tercer sexo (por publicarse en español)— la furia que le provocan esos “inventos desastrosos” que asfixian a las mujeres: el temor a Dios y la religión, la monogamia del matrimonio, la inseguridad violenta de los machos y los clichés de Occidente respecto a la mujer árabe.

Su libro —traducido hasta ahora a 17 lenguas— reúne confesiones, crónicas y poesía para compartir una mirada hacia ventanas insólitas, porque utiliza la sinceridad para ver más allá de los estereotipos y prejuicios con que entendemos nuestra realidad. El recorrido que la poeta emprende inicia desde dentro, con tres capítulos (precedido cada uno por un poema) donde Joumana invita al lector a recordar con ella su formación como mujer transgresora y lectora voraz que un día de niña encontró la historieta de Superman y enseguida se enamoró más de Clark Kent, “un hombre tímido, torpe, honrado, dulce y de buenos modales”, que de Superman. Entendió así que lo que el mundo necesita no son hombres de acero, sino hombres auténticos.

Joumana pone en claro, a quien quiera leerla, que no pretende convencer a nadie y que los machos sufren dos castigos: uno es el de ser machos; y el otro, más importante aún, es que hay mujeres como ella (y hombres también) dispuestas a enfrentarlos. El principal motivo de la autora deSuperman es árabe no es cambiar el mundo, sino “vivir y escribir lo mío sin compromisos, sin corrupción, sin acuerdos bajo el agua. Vivir y escribir de mí al desnudo: como un poema recién salido del vientre”.

En un mundo donde hay mujeres que “prefieren un macho alfa en lugar de un hombre educado y respetuoso”, y hombres “que creen ser mejores que las mujeres y lo afirman hinchando el tórax como gorilas”, Joumana evoca a Lilith, la primera mujer de la creación, quien prefirió no negociar ni someterse a la voluntad de Adán, por lo que pagó el precio de abandonar el Paraíso, pero ganó su libertad absoluta e irreductible. Esa es la pasión que Joumana comparte, la llama de la pasión que la impulsa y la consume:

Dentro y fuera,

fuego tras fuego,

dentro y fuera

de polvo a polvo,

y aquel que me deje en llamas

todavía no ha nacido.

Y aquel que me deje en llamas

todavía hay que encontrarlo.

A partir de las confesiones y pasajes de su vida, Joumana se adentra en eso que llamamos “guerra de los sexos”, donde lo que para unas significa vergüenza y condena pública, para otros es reconocimiento y honor.

En Superman es árabe, su autora recorre los malentendidos principales a los que las mujeres del mundo deben atenerse: el monoteísmo de las religiones, la idea del machismo que se hereda de mujer a mujer, el tabú de la castidad, el desastre del matrimonio y el miedo a la vejez.

El libro de Joumana también puede leerse como una especie de manual que sirve a las mujeres, pero sobre todo a los hombres; un ensayo que desde su sinceridad inquebrantable la escritora árabe ha dedicado a sus dos hijos, “para que puedan crecer siendo menos ‘superhombres’ y más verdaderos ‘hombres’. Hombres de los cuales yo pueda estar orgullosa, hombres que estén orgullosos de serlo”.

Carlos Rojas Urrutia – Gerente de mercadotecnia de Educal.

[]

linea

La experiencia de leer

Sobre la autora

Joumana Haddad (Beirut, Líbano, 1970): poeta, periodista, profesora universitaria y activista por los derechos de las mujeres. Sus libros y ensayos tienen como ejes principales: la apropiación del cuerpo y los deseos como auténtica rebelión, así como la sinceridad como herramienta para sembrar la libertad, sobre todo en las mujeres. En México, además de Supermán es árabe, están disponibles sus libros: Yo maté a Sherezade (Randomhouse, 2011); y otros tres títulos publicados también por la editorial Vaso Roto: Espejos de las fugaces (2010), Los amantes deberían llevar sólo mocasines (2011), Las siete vidas de Luca (2011)​ y Jaulas (2016), Premio Latino Book Awards (en la categoría de most inspirational works of fiction).

linea

 

También puedes leer

 

“El feminismo islámico es una redundancia, el islam es igualitario”

Le han lavado la cabeza a las mújeres árabes: Joumana Haddad

La estirpe de Lilith

Una extremista del amor

linea