Home»Viaje alrededor de “El Quijote”

Viaje alrededor de “El Quijote”

Fernando del Paso

linea-verde

Editorial: Fondo de Cultura Económica-Biblioteca Premios Cervantes

Páginas: 256

Año: 2016

linea-verde

bolsitaCómpralo aquí

1458143259_980097_1458148193_noticia_normal

Fernando del Paso, “Don Quijote de las Manchas”, 2000.

Fernando del Paso empieza su libro con un desafío cervantino: “¿Quijotitos a mí, a estas horas?” Lo que sigue es una recapitulación de la infinidad de plumas que se han dedicado a descubrir nuevos aspectos de Don Quijote de la Mancha durante siglos de lecturas: los cervantistas que espulgan cada curiosidad filológica o histórica que se puede, los que hablan con un respeto marcial sobre el hidalgo, quienes osan hablarle de tú a Cervantes, o los herederos como Dostoievski y  los detractores como Nabokov o Lord Byron.

Lo que puede ser una nota sobre varias notas al pie de página –en las que podría almacenarse el conocimiento humano completo, según se dice- se convierte en un ensayo cariñoso y erudito en órbita alrededor de El Quijote. Ya que Del Paso no puede añadir sin repetir las muchísimas lecturas del Quijote, se dispone a indagarlo desde los límites exteriores de esa galaxia inmensa en la que se ha convertido la literatura del Hidalgo de la Mancha.

En esa periferia se encuentra el mayor instrumento de lo cervantino: la ironía, esa cualidad cervantina tan perorada hasta en la interpretación más básica de El Quijote pero pocas veces practicada por sus supuestos herederos y exégetas.

Del Paso, quijotesco él mismo en su ímpetu de escritor, da rienda suelta a la ironía en su circunvalación. En el frontispicio del libro aparece un chiste: un dibujo de perfil muestra a Don Quijote, tanto él como el fondo están en blanco y negro; pero sobre esa pintura hay unas cuantas gotas estrelladas de azul, rojo y amarillo. El dibujo, autoría de Del Paso, se titula Don Quijote de las Manchas.

El chiste comienza un viaje vertiginoso que imita en osadía y en insensatez a las salidas de Don Quijote a las planicies y mesetas donde encontró su fama. Hay alusiones al verdadero carácter del hidalgo, de si es tan romántico y recto como se dice o es también un ser soberbio y maledicente; la condición de catedral que tiene su casa y especialmente su biblioteca, en donde el Quijote es embajador no del idealismo ni de la fantasía sino de la lectura; el viaje como fundamento metafísico de la imaginación y no al revés; la probable homosexualidad de Cervantes expresada en las apariciones ambivalentes de Dulcinea; la identidad de Álvaro Tarfe y su función como dispositivo literario. Una serie de quijotadas para sentarse a dialogar con Don Quijote y con todos los que lo han leído.

Olmo Balam

[]

linea

La experiencia de leer

Sobre el autor

Fernando del Paso (Ciudad de México, 1935) es quizá el principal exponente de lo quijotesco en la novela mexicana. La trilogía de novelas José Trigo (1966), Palinuro de México (1977) Noticias del Imperio (1987) –nótese el espacio de diez años entre cada una de ellas- son obras de indagación en los misterios del lenguaje y de la Historia. Fernando del Paso fue estudió dos años economía en la UNAM y después de eso vivió en Londres, donde trabajó para la BBC durante catorce años, y posteriormente en Francia en Radio France Internationale y en el consulado mexicano de París. En 1992 regresó a México y cambió la capital por Guadalajara, estado en el que todavía hoy reside. Las novelas de Fernando del Paso, así como sus poemas, ensayos –que van desde la literatura hasta la historia de las religiones- lo colocan como uno de los pilares de las letras mexicanas del siglo XX.

Sobre la edición

La biblioteca de los Premios Cervantes se publica cada año, coedición del Fondo de Cultura Económica y la Universidad de Alcalá de Henares –ciudad donde nació Miguel de Cervantes. Se trata de libros de lujo de los galardonados al que se considera el Nobel de las letras hispánicas. La mayoría son breves pero ejemplares de cada uno de sus premiados. Por ejemplo, El gallego y su cuadrilla de Camilo José Cela, Antología Poética de Gonzalo Rojas, Cecilia y otros poemas de Antonio Gamoneda, La casa de la tribu de Sergio Pitol, Glosas castellanas y otros ensayos de Rafael Sánchez Ferlosio u Otromundo de Juan Gelman.

linea

 

También puedes leer

 

En astillero: un viaje a una expresión que podría cambiar nuestra concepción de “Don Quijote”

¿Quijotitos a mí?

Cervantes más allá del ‘Quijote’

Una estrella llamada Cervantes

linea