Home»Marzo 2018

Marzo 2018

Histórico

linea-verde

Editorial: Era

Año: 2017

Páginas: 102

linea-verde

Rumiantes y fieras

Antonio Deltoro

La Poesía reunida que Visor puso en circulación hace tres años tenía, además del evidente efecto de consagración, un cierto aroma a cerradura o a reunión definitiva de la obra de Antonio Deltoro. Pues bien, tras los diversos homenajes que recibió por sus 70 años y fruto de una curiosidad panteísta que se ha visto rejuvenecida entre los árboles y flores que atiborran su mirada cada mañana, llega Rumiantes y fieras. Es un libro breve, con poemas que en su máxima longitud se extienden por dos o tres páginas. Aunque las cadenas alimenticias, las vacas, la permuta entre pasto y carne, presa y cazador, y la idea de que estamos condenados al intercambio de materia con el cosmos, el tema dominante parece ser la maravilla que sólo pueden alcanzar los agradecidos y los estoicos, aquellos junto a quienes Deltoro quiere fundar una religión, un culto para quienes buscan todos los días la clave del universo por igual en un vaso de agua, una mesa, la indiferencia de los gatos, el luto a un árbol que fue talado o en las barrancas donde se descomponen la basura y los cadáveres. Rumiantes y fieras es la transparencia y la serenidad de un poeta que ha entendido, sin cerrar para siempre, el misterio del mundo. El poeta Deltoro sigue aquí con nosotros y lo celebra con este renovado voto de asombro.

 

bolsitaCómpralo aquí

linea

El guardador de rebaños

de Alberto Caeiro

Fernando Pessoa

Qué mejor forma de leer a Antonio Deltoro que junto a Alberto Caeiro. ¿Qué se puede decir de este poeta lisboeta? Que era un enamorado de la naturaleza sin remedio, alabancero de las colinas y de los prados llenos de rebaños rumiantes; no era un panteísta pues él mismo creía que pensar en Dios era desobedecerlo y bastaba con ser tranquilos y calmados como los árboles; enemigo de las concentraciones urbanas y la dilapidación de los recursos de la tierra. Y más enemigo aun de la metafísica y de la filosofía, enfermedades de los ojos cuyos máximos productos, los tratados y los libros de ciencia, no son más que un pobre intento de sujetar el mundo.

Subjetivista y bucólico es este poeta que algunos toman por heterónimo de otro portugués, el tal Fernando Pessoa, lisboeta universal. Pero esta afirmación es una calumnia contra el autor de El guardador de rebaños, quien podría parecer uno de nuestros ambientalistas de hoy, aunque sucede que los rebaños de Caiero no son de ovejas ni de vacas, sino de hatos de ideas por guiar; y su alma es el pastor designado para tal tarea. El guardador de rebaños nos presenta más que a un poeta a un antiintelectual, un filósofo a contraluz que se delata en sus versos, que se despliegan con la transparencia que sólo puede lograr un veterano cuestionador del universo. Por eso, quienes han llamado a Alberto Caeiro el Maestro Ingenuo, comparándolo injustamente con poetas letrados como Bernardo Soares o Álvaro de Campos (su alumno), subestiman y mal leen al Virgilio de Ribatejo.

El guardador de rebaños llega a traicionarse a sí mismo, pues no deja de ser una espléndida meditación sobre la naturaleza; sus versos, musicales y todo, también son pensamientos. Antonio Mendoza, el traductor para esta edición, ha hecho honor a su portugués en apariencia simple (y por eso más difícil de verter al español), y Agustín González, con sus dibujos que parecen bocetos, emula el arte antiacadémico de Caeiro, un poeta que transpira un aire rural que ha soplado durante innumerables días de siembra y cosecha.

bolsitaCómpralo aquí

linea-verde

Traducción: Antonio Mendoza

Ilustración: Agustín González

Editorial: Exmolino-Las ciudades perdidas / Secretaría de Cultura-DGP

Año: 2017

Páginas: 180

linea-verde

linea
linea-verde

Editorial: Tusquets

Año: 2017

Páginas: 292

linea-verde

Arde, memoria

Rafael Pérez Gay

El título de esta antología es un claro homenaje a Habla, memoria de Vladimir Nabokov. Y aunque por la referencia pareciera que Rafael Pérez Gay estaba por conducirnos a una autobiografía o una autoficción (como es la moda), no nos cuenta su vida por medio del diario o de la memoria como ya lo hizo en El cerebro de mi hermano (2013), libro con el que se despidió de José María, su hermano mayor.

En cambio, usa un recurso que si interpretamos bien el título, sería un recurso para los adeptos a la autobiografía de un escritor: la antología de cuentos. Habla, memoria contiene una selección de relatos provenientes de Me perderé contigo (1988), Llamadas nocturnas (1993), Paraísos duros de roer (2006), No estamos para nadie (2007) -todos ellos publicados por primera vez en Cal y Arena-; y El corazón de un gitano (2010). Pérez Gay no se limitó a seleccionar los cuentos y a colocarlos cronológicamente; los ordenó en secciones o racimos -“Mundos paralelos, sueños rotos”, “Abismos”, “Relatos súbitos”, “Del corazón de mis asuntos”- evocaciones temáticas que revisitan los cuentos y hacen que se lean de manera distinta a sus libros de origen.

De este modo podemos disfrutar de uno de los mejores cuentistas de su generación, conformados por amoríos de drama y de supermercado, la adicción al cigarro, el sadomasoquismo, sueños, jugadores de futbol y muchos episodios en el diván de psicoanalistas numerosos: más de 50 relatos a través de los que Pérez Gay recorre los varios días de su vida como quería Cesare Pavese: «Life is many days».

bolsitaCómpralo aquí

linea

Frobenius

El mundo del arte rupestre

Varios autores

Entre el verano y el otoño del año pasado se exhibió en el Museo Nacional de Antropología una muestra que no tenía obras “originales”: se trataba únicamente de reproducciones en formato grande de fotografías de pinturas y objetos relacionados con el arte rupestre; además de eso, algunas reproducciones de los propios investigadores en acuarela y en archivos audiovisuales. Puesto así, no pareciera la gran cosa pero la exposición fue una de las primeras que se hizo en México dedicada únicamente al arte de las cavernas, amparadas por uno de sus principales descubridores, Leo Frobenius, viajero y arqueólogo alemán que documentó la pintura prehistórica en África, Europa y Oceanía. El descubrimiento del arte rupestre impactó la concepción científica de la especie humana y en la arqueología, ciencia sobre la cual se fundaría la prehistoria, una de las ideas más importantes jamás ideadas en el ámbito de la memoria y le recolección del pasado. Ahora bien, en este libro que sirve de catálogo de la exposición queda clara también la enorme deuda del arte moderno con las fotografías y reproducciones de Frobenius: en vez de considerar que se trataba de arte primitivo, las vanguardias vieron en el arte rupestre a sus precursores directos y una fuente de inspiración para la pintura universal. Este libro queda como recuerdo de esa exposición sobre la prehistoria y sus imágenes seminales. 

 

bolsitaCómpralo aquí

linea-verde

Editorial: Secretaría de Cultura-INAH

Año: 2017

Páginas: 270

linea-verde

linea
linea-verde

Editorial: Anagrama

Año: 2017

Páginas: 384

linea-verde

La utilidad del deseo

Juan Villoro

Si hay un género en el que Villoro no se desempeña con honores, ese no es el del ensayo, donde ya ha entregado algunos de los ensayos más emocionantes que se recuerde, como los que dedica a Miguel de Cervantes, Goethe y Malcolm Lowry en De eso se trata, libro de inteligencia literaria que tiene aquí su secuela: La necesidad del deseo, en el que Villoro llega en plenitud de condiciones críticas. El reino de las lecturas villorianas se complementa aquí con escritos magistrales como los que dedica al dominio germanohablante, en el que hay palabras para los cuentos de hadas de los Grimm (las oscuras Märchen llenas de deseos y sangre); el arte de Karl Kraus, maestro de la condena y un aforista de la talla de Lichtenberg o Peter Hanke; así como un amplio recorrido por la literatura en lengua española que revisita a clásicos como Ramón López Velarde y Jorge Ibargüengoitia; y pasa por gigantes latinoamericanos como Julio Cortázar, Juan Carlos Onetti y Manuel Puig. Uno de los ensayos más importantes de La utilidad del deseo es el dedicado al arte de escribir cartas y la historia de la correspondencia, un ex curso que es a la vez teoría y elegía de la misiva. Muchos de estos textos nacieron como conferencias o como introducciones para libros, pero su forma final se encuentra en este volumen que revitaliza obras tan manoseadas como las de García Márquez o Daniel Defoe, todos con una maestría crítica que también es narrativa, o sea, ensayos donde la lectura es una experiencia que florece como los propios libros que lo inspiran.

bolsitaCómpralo aquí

linea