Home»Malcolm Otero Barral

Malcolm Otero Barral

Foto: Especial

Lugar de nacimiento: Barcelona, 1973

linea2-3

Ocupación: Editor

linea2-3

Conocido por: Por fundar el sello Malpaso

linea2-3

Contacto: Cuenta oficial de Malcolm Otero Barral en Twitter

linea2-3

Decía Malcolm Otero que “la pesadilla del editor es sacar un libro y que no pase nada”. En su breve existencia, la Editorial Malpaso ha conseguido que sucedan varias cosas: son una editorial debutante exitosa, sus libros –muchos de ellos de corte combativo y político- han sido relevantes para las discusiones contemporáneas y las ventas han propiciado las reediciones de varios de los títulos de su catálogo.

Carlos Barral, su abuelo, le dedicó uno de sus libros más famosos, Lecciones de cosas. Veinte poemas para el nieto Malcolm. De las varias cosas de su famoso ancestro editor, Malcolm aprendió sobre todo el principio de crear “una editorial como reflejo de un criterio personal y no como una sesión de laboratorio”.

Sólo por el afán de probar suerte en el circuito independiente, creó una editorial junto a Joan Barril: Barril & Barral. El experimento le permitió acercarse a autores y libros que no hubiese publicado en otros lugares pero se quedó en una aventura.

Pero esa experiencia rindió frutos en 2013 cuando fundó junto a Julián Viñuales, la editorial Malpaso. En una época como la actual en la que los grandes sellos se han apropiado de editoriales pequeñas pero de larga tradición, Malcolm Barral ha aprovechado el hueco que se abre entre los grandes consorcios y las casas editoriales de culto. Lejos de parecer el fin de las editoriales pequeñas, la absorción parece significar el momento de transición entre los editores de antaño y los contemporáneos.

Y además se suma el desafío de la digitalización. Si se trata del fin del libro, o solo de una perturbación más en su historia, no importa. Malpaso ha respondido de la siguiente manera: en la compra de uno de sus títulos, el lector no sólo recibe el libro físico sino una clave electrónica para disponer de la versión digital del mismo.

Los libros de Malpaso se distinguen inmediatamente del resto por su diseño: pasta dura, cubiertas en donde aparecen usualmente ilustraciones relacionadas al libro, y los bordes pintados de colores luminosos. Las señas de identidad visuales poco a poco van cediendo ante las temáticas diversas por las que se apuesta en Malpaso.

La variedad temática no permite distinguir una vertiente única. Quizás porque el estilo de Otero Barral consiste en imprimir un poco de su personalidad en cada título. Entre textos políticos, diarios, cuentos y crónicas, Malpaso ha publicado tanto un libro sobre la provincia argentina como lo es El interior de Martín Caparrós; una crónica de la librería más famosa del mundo, la Shakespeare & Co., escrita por Jeremy Mercer; una historia de adicción a los videojuegos por Martin Amis; una recopilación de los mejores escritores mexicanos de la actualidad, los cuentos completos de Doctorow, Sobrebeber de Kingsley Amis, el manifiesto de Pussy Riot, Desorden público. Una plegaria punk por la libertad o El sueño de un hippie de Neil Young.

Desde 2014, Malpaso tiene en México una de sus dos oficinas ultramarítimas –la otra está en Argentina- y se asoció junto a Jus para afianzar su incipiente pero firme paso en el universo libresco. El lema de la editorial, “Animando conversaciones”, tiene el aura de una historia que comienza pero que promete que, gracias a los libros de Malpaso, seguirán sucediendo cosas.

Olmo Balam